Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Astronomía el próximo martes 13 de abril, hoy proponemos un recorrido muy singular que empieza por Irlanda, sigue por España y Portugal, y llega hasta Malta. Un itinerario que nos permite descubrir los mejores destinos donde ver las estrellas. Estos cuatro países se encuentran entre los mejores lugares del mundo para la contemplación de impresionantes cielos estrellados debido a su baja contaminación lumínica y las diferentes zonas habilitadas para vivir verdaderas experiencias estelares.

    Irlanda estrena observatorio

    En Irlanda del Norte podremos disfrutar una de un marco incomparable donde observar el cielo nocturno. Se trata del OM Dark Sky Park and Observatory un nuevo lugar único creado para disfrutar como nunca antes del astroturismo. Este nuevo observatorio, situado bajo las estrellas del bosque de Davagh nos permite disfrutar de las estrellas en todo su esplendor, evitando la contaminación lumínica o ambiental en un entorno natural privilegiado. La experiencia incluye instalaciones holográficas, experiencias de realidad virtual, y un gran telescopio que permitirá admirar los fenómenos astronómicos de una forma única hasta la fecha.

    astroturismo

    También en la isla de Irlanda la observación de estrellas cobra especial relevancia en el condado de Galway. Allí se puede observar el impresionante cielo estrellado desde lo alto de Los Acantilados de Moher, una de las mayores atracciones de la isla. También puedes sumergirte en la región de Connemara, un lugar increíble en plena naturaleza rodeado colinas, lagos y extensos valles.

    Un mar de nubes en la isla de La Palma

    La isla Bonita brinda a los amantes de la Astronomía las mejores características medioambientales para el conocimiento de esta ciencia y el disfrute de experiencias turísticas, gracias a sus cielos oscuros y despejados durante casi todo el año. Esta isla fue la primera Reserva Starlight del mundo y fue elegida como el mejor destino para el Astroturismo a finales del año 2019. En el punto más alto de la isla, a unos 2.400 metros sobre el nivel del mar, se encuentra el Observatorio del Roque de Los Muchachos, por encima del llamado “mar de nubes”, donde existe una atmósfera limpia, sin turbulencias y estabilizada por el océano.

    Contemplar el impresionante cielo estrellado recorriendo los senderos y miradores astronómicos de la isla, de la mano de la mano de guías especializados es toda una experiencia. Además, numerosos hoteles y casas de turismo rural de la isla cuentan en sus establecimientos con instrumental básico para la observación (telescopios, prismáticos, …) para todos los aficionados o principiantes que quieren observar el deslumbrante cielo de La Palma desde el propio alojamiento.

    Baleares, un manto estrellado

    Las islas Baleares están consideradas uno de los destinos turísticos más sostenibles del mundo con un alto grado de calidad de su entorno natural, que hace que las estrellas se vean como nunca antes las habías visto, desde cualquier punto de islas. Tanto es así que en el año 2019 la isla de Menorca recibió la doble certificación de Reserva y Destino Turístico Starlight por su compromiso con la sostenibilidad y la protección de su cielo nocturno.

    El astroturismo ha ido ganando terreno en las islas hasta convertirse en uno de los mayores atractivos para los amantes de la naturaleza, la gastronomía, la cultura y el mar. Y es que cada vez son más las actividades que se pueden realizar mientras que observas el impresionante manto estrellado. En Baleares podrás disfrutar de miradores astronómicos ubicados en puntos estratégicos y largos paseos nocturnos: a pie, a caballo, en bicicleta o en un barco para contemplar la inmensidad del cielo nocturno mientras navegas por las calas más escondidas.

    Los más curiosos podrán adentrarse en los yacimientos de la Menorca Talayótica para descubrir el uso que tenían las estrellas en las poblaciones más prehistóricas, de la mano de guías expertos que le acompañarán durante toda la aventura.

    Alentejo, un cielo que emociona

    Con su escasa contaminación lumínica y una media de 286 días al año de cielos despejados, la región natural de Alentejo, ubicada en el sur de Portugal, garantiza unas condiciones ideales para una excelente observación del cielo estrellado. Uno de los lugares clave lo encontramos en la región de Reguengos, mas concretamente en el pueblo de Monsaraz y Mourão, desde donde se pueden observar estrellas, constelaciones e incluso la Vía Láctea.

    Para que la experiencia sea aún mas inolvidable, se han habilitado telescopios y prismáticos en diferentes zonas, así como diferentes actividades nocturnas que no te puedes perder; desde diferentes rutas de senderismo bajo las estrellas, observación de aves y paseos a caballo, hasta talleres de astrofotografía. También se puede observar el cielo desde el Lago de Alqueva en una casa-barco o disfrutar de una estancia en los diferentes alojamientos que disponen de observatorio propio al servicio de sus clientes.

    Malta, estrellas con mucha historia que contar

    La isla de Malta proporciona un enclave perfecto para la observación de estrellas e increíbles fenómenos astronómicos. En cualquier lugar de la costa oeste de la isla, desde Zurrieq hasta Gozo, se puede disfrutar de la inmensidad del cielo, las estrellas, nebulosas, así como una vista privilegiada de la luna sobre el mar Mediterráneo.

    astroturismo

    En Malta podrás contemplar las estrellas desde lugares lugares muy diversos que a su vez, albergan una gran historia del archipiélago maltés. Un claro de ejemplo es la Torre de Lippija, la cual se utilizó para poder vigilar los alrededores en el año 1637. Con sus once metros de altura, la torre es uno de los sitios favoritos de la isla donde disfrutar de las estrellas.

    Sin duda otro de los lugares más famosos del país para realizar turismo astronómico en Malta son los acantilados de Dingli, situados a más de 250 metros sobre el nivel del mar.

    Para terminar esta ruta estelar cabe destacar también el Mar Interior, una pintoresca laguna de agua salada que conecta con el mar a través de una estrecha hendidura de roca, y el Blue Hole, una cavidad natural creada por el efecto erosivo de las olas y el viento, muy apreciada por los submarinistas. Observar las estrellas, las nebulosas y la luna desde ahí es pura magia.

    La Palma apaga la luz y enciende las estrellas

     

     

MAGELLAN Nº47

SUSCRÍBETE

COMPARTE TU VIAJE

LA APP DE MAGELLAN

HEMEROTECA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other