Blog

Navidad, ¿blanca Navidad…?

Navidad Navidad, blanca Navidad, esto es lo típico que se canta ¿no?, bueno, sinceramente yo no soy ni de cantar, ni de disfrutar estas fechas, no recuerdo haber tenido mucho espíritu navideño la verdad.

Me acuerdo que de pequeña estabas deseando que fuese esta época por el hecho de que llegaran los Reyes Magos o en su defecto Papa Noel, después en la adolescencia, era el estar de vacaciones y en la calle con tus amigos, ahora que ya soy más adulta, pero tampoco tanto, y teniendo en cuenta que cada uno tiene ya su vida y que cada vez es más difícil el reunirse y disfrutar de ellos, me apetece más el poderlas pasar de una manera diferente.

Y a diferente, no puedo referirme otra manera que no sea viajando claro está. A día de hoy, no he tenido la suerte de poder llevarlo a cabo, pero sé que lo haré y muy pronto.
Siempre he soñado con pasar ese día llamado “fin de año” en cualquier parte del mundo que no haga frío y en su defecto, haga calor, donde mientras esté en bikini disfrutando de un buen baño, también lo esté rodeada de adornos navideños.

Sinceramente, creo que sería la excusa perfecta para que empezara a gustarme estas fechas tan señaladas ¿no creéis?, si me dieran la opción de decidir donde pasarlas creo que algunos de estos lugares podrían ser:

Brasil, bailando al son de una samba y caipirinya en mano, podría ser perfectamente en Rio de Janeiro, Recife, Natal o Florianópolis, en cualquiera de estos destinos os aseguro que no podrían quitarme la sonrisa de la cara celebrando el “Reveillon” (fiesta de Año Nuevo) como ellos lo llaman.

Filipinas, un destino al que volvería ahora mismo sin dudarlo un solo segundo, si ya me gustó en pleno Julio, estoy convencida que me enamoraría en Fin de Año, Malapascua, Port Barton, Moal Boal, el Nido, etc…acabaría cantando en cualquier karaoke como buena tradición, lo veo…

Miami, lo sé…quizás para muchos sea un destino un tanto ¿kisch?, pero tengo mucha curiosidad por ver todos esos rascacielos rodeados de playas y esa leyenda de “culto al cuerpo”, pero sin duda aprovecharía para poder intentar llevar a cabo, una vez más, uno de mis grandes sueños, bucear entre tiburones (Lemon sharks).

Cuba, debe ser divertidísima, he de reconocer que tengo muchas expectativas en este lugar, después de pasear por el Casco Antiguo de Panamá, me quedé con tan buen sabor de boca, que me imaginé en esta isla donde el tiempo se detuvo hace algunas décadas y donde estoy segura que desde que pusiera un pie en ella, su olor a puro habano, su auténtico “Legendario” y sus diferentes ritmos no pasarían desapercibidos ante mi atenta mirada de felicidad.

Islas Canarias, imposible dejar fuera de este ranking un destino tan nuestro, creo que son dignas de mencionar, con su temperatura media entre los 18 y 22º durante todo el año, pienso que es un motivo más que suficiente no solo para pasar unas Navidades en cualquiera de sus 7 islas, sino, por qué no, incluso hasta de pensar en vivir en ellas. Playas kilométricas, increíbles Parques Nacionales, inmejorables paisajes para poder hacer cualquier deporte (buceo, bicicleta, surf, trekking, windsurf, etc…), mejor gastronomía y como no, ese buen carácter de sus habitantes que estoy convencida que nos harían la estancia mucho más placentera.

IMG_1355

A medida que voy escribiéndolo, voy sintiendo que ya me queda menos para poder llevarlo a cabo, soy consciente que para muchos quizás no sean vuestros destinos más “llamativos” pero bueno ya sabéis que para gustos los colores.
Sin embargo, os confesaré un secreto, si alguien me propusiera pasar una Navidad “típica” pero en un lugar fuera de la ciudad condal, muy probablemente sería igual de feliz cambiando el biquini por el abrigo de plumas y el gorro de lana.

Viendo nevar a través de una ventana en plena pista de Zermatt, patinando en el mítico Rockefeller Center, haciendo una excursión en trineo en Laponia y al mismo tiempo disfrutando de la aurora boreal, o por qué no paseando por Köln entre sus típicos mercadillos de Navidad, bueno igual todo esto no es tan típico, sino… dejémoslo en más invernal.

La cuestión es encontrar ese espíritu Navideño que como yo, sé que algunos de vosotros también dejasteis en el olvido en nuestra querida infancia y por qué no, yo creo que podríamos recuperarlo amoldándonos a los tiempos y a las situaciones personales de cada uno.

Es por ello, que desde mi rincón más especial (Fuengirola) y junto a mi familia y amigos de siempre, !os deseo una blanca o soleada Navidad amig@s!

https://www.instagram.com/valentinaducati

 

Sobre el autor

Valentina Ducati

Valentina Ducati

La primera vez que cogí un avión fue con 18 años, destino Londres, fue ahí cuando me di cuenta de que acababa de descubrir lo que se convertiría a día de hoy en una de las grandes pasiones de mi vida: Viajar.
Amante incondicional del deporte, de la lectura, de la fotografía, de las risas y por supuesto de un buen vino en buena compañía.
Me considero una persona sencilla, afortunada en la vida, extrovertida y de entrega pasional en todo lo que hago. Me encanta tener nuevos retos y rodearme de personas que me enriquezcan en todos los sentidos. Si me preguntáis por el mejor escenario de mis viajes os diría que cualquiera en el que he podido disfrutar de una puesta de sol mirando al mar.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies