Blog

Descubriendo la Sicilia de Montalbano

Olivia Oporto

Recuerdo que el primer libro de Camilleri que cayó en mis manos fue una de las primeras aventuras de Salvo Montalbano, y tengo que decir que aquello fue “amor a primera lectura”. Me quedé enganchada de manera total e inmediata a la figura de ese comisario tan tremendamente singular que me robó el corazón y muchas horas de lectura devorando sus historias.

Gracias a mi conocimiento del idioma pude leer a Camilleri en su lengua original, si bien hay que decir que al principio tuve que hacer verdaderos esfuerzos ya que el autor mezcla el italiano con un sinfín de palabras en siciliano. En cualquier caso el empeño adicional valió la pena y he disfrutado (y espero seguir disfrutando) de grandes historias, de muchas carcajadas y de alguna lagrimilla, de la mano de Salvo Montalbano.

Un hombre irónico, irreverente, de carácter fuerte, que odia el teléfono móvil, que conduce una antigüedad en forma de Fiat Tipo, que vendería su alma al diablo por un buen plato de pasta, con una insoportable novia con la que lidia a distancia, con una brillante inteligencia y una intuición fuera de toda duda, y sobre todo un luchador contra el sistema, contra las injusticias sociales y, aunque él no lo sepa, todo un seductor. Este es para mí Montalbano, un paladín de la justicia, cuyo nombre es un guiño en forma de homenaje de Andrea Camilleri a su gran amigo Manuel Vázquez Montalbán.

Tras años fantaseando sobre los escenarios en los que Salvo ejercía su particular lucha contra el mal descubrí, gracias a la ficción televisiva, una parte de Sicilia que no conocía y que me cautivó con su fascinante belleza. El sur de la isla, al que nunca he viajado todavía, despertó en mi una curiosidad total y absoluta, y se positivamente que antes o después recorreré esa tierra siguiendo los pasos de Montalbano.

Lugares con nombres tan maravillosamente sonoros como Ragusa, Modica, Donna Lucata, Scicli, Donna Fugata, o Sampieri entre otros, son algunos de los escenarios en los que la ficción televisiva ha recreado las historias de mi amado Salvo. libros_2Y en este momento, cuando ya han pasado muchos años desde el primer momento en el que leí la primera novela de Camilleri con Montalbano de protagonista, la revista Magellan junto a la escuela Laboratori de Lletres de Barcelona ofrecen la opción de ganar una estancia de tres días en Sicilia recorriendo los maravillosos lugares por los que tantas veces he paseado con la imaginación. Un premio realmente inigualable para todos aquellos que se han dejado cautivar por el libro, por su autor y por sus historias, y que quieren conocer en primera persona la Sicilia más auténtica. La Sicilia de la gente de Sud Tourism, gente que cree en la fuerza de su tierra, que ofrecen su hospitalidad como solo los sicilianos saben hacer, y que con su juventud, entusiasmo, fuerza y energía están trabajando con un tesón admirable para recordar a los viajeros del mundo que Sicilia es una tierra única con mucho por descubrir

Optar a este fabuloso premio es realmente sencillo, solo hay que hacer algo tan placentero como rememorar un viaje, escribirlo, ilustrarlo con las mejores fotos, enviarlo… y esperar el veredicto del jurado. Yo no me lo pensaría… Sicilia merece ese esfuerzo y mucho más! Suerte para todos!

Sobre el autor

Olivia Oporto

Olivia Oporto

Me encanta viajar, siempre me ha gustado. Los viajes me han regalado momentos inolvidables, grandes amistades, grandes amores, recuerdos imborrables, sensaciones y emociones que me acompañarán siempre y que me han dado una perspectiva de la vida completamente diferente. He aprendido mucho de personas a las que nunca hubiera conocido y que con su presencia han marcado mi vida para siempre. Gran parte de esas personas encontradas en tres años de vida y viajes por Italia. Tengo muchos viajes soñados, destinos a los que espero volar algún día, pero el lugar al que me gustaría volver una y mil veces es al oeste de Canadá, donde hace muchos, muchos años deje una parte de mi corazón entre sus lagos infinitos y sus majestuosas montañas, y donde espero regresar algún día… quien sabe si para siempre.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies