Blog

Veggie Me?

Siempre me he preguntado por qué tenemos esa horrible “manía” de tener que etiquetar todo aquello que nos rodea: ¿blanco o negro?, ¿homosexual o heterosexual?, ¿mar o montaña?, ¿Barça o Real Madrid?, ¿Vegetariano o Carnívoro? y así infinidad de adjetivos.

Justo ahora cumplo un año desde que decidí dejar a un lado la carne y derivados del mismo, y sí, para quien os lo preguntéis, ello incluye el jamón ibérico. Para muchos será un sacrilegio,  para otros será indiferente y para el resto les parecerá normal ya que harán lo mismo que yo.

¿El por qué llegué a esta decisión…? pues no es el momento de explicarlo pero, tan solo os diré que, entre otras cosas, para mí, es un estilo de vida como otro cualquiera, si que os reconoceré, tal y como he comentado al principio, que estoy cansada de las etiquetas y de los prejuicios, y que a día de hoy estoy convencida de la decisión que tomé hace un tiempo.

Aunque me gustaría dejar claro que, si mañana me levanto y me apetece desayunar un buen “Joselito”, lo haré sin remordimientos y nadie tendrá el derecho a opinar sobre ello.

Después de llevar a cabo esta reflexión en voz alta, quisiera manifestar que hasta hace un año no era consciente de lo complicado que podía llegar a ser el salir a disfrutar de un plato que no esté compuesto por algo de carne. Debo admitir que Barcelona, es una de esas ciudades que está muy preparada para todos aquellos que en un momento dado decidimos cambiar nuestra alimentación.

Es por ello que reconozco, que después de viajar durante los últimos años podría hacer un “ranking” de los mejores países donde hemos podido deleitarnos con su gastronomía.

Si nos movemos a Asia, os diré que sin duda el país donde hemos disfrutado más ha sido Tailandia, eso sí, en el norte del país, nos sorprendió la cantidad de platos variados que tenían !eran interminables!. El ingrediente principal en la cocina tailandesa, como en la mayoría de los países Asiáticos, es el arroz, lo combinan tanto en sopa, como frito o simplemente cocido sin ningún tipo de ingrediente añadido.

No podemos olvidar que también encontramos en estos platos los pimientos picantes, ajos, fideos, leche de coco( gran descubrimiento), etc…y esas increíbles salsas de curry verde o rojo, combinados con semillas de cilantro, salsa de soya, nampla, etc…

En definitiva, es un festival de sabores para nuestro paladar ya que combinan cinco sabores fundamentales como son: el dulce, el picante, el agrio, el amargo y el salado, ríete tú de la cocina de vanguardia..

Enoki-con-Tofu

Con permiso de los tailandeses, no puedo dejar de lado a mi querida Indonesia, mi primer destino oriental y donde también tuve la suerte de disfrutar de su arte culinario. Hay que recordar que en este país predomina la población musulmana, por lo que la cultura vegetariana apenas existe, sin embargo una vez más diré que uno de sus imprescindibles es el arroz.

Al ser un pueblo con pocos recursos, la carne se considera un lujo que pocas veces pueden permitirse, por lo que su principal fuente de proteína es la soja. Dentro de los platos típicos vegetarianos podemos destacar el Ketoprak, su base es fideos, verduras cocidas y una deliciosa salsa dulce de maní de soja.

A pesar de que muchos sabéis que soy una enamorada de este continente y podría estar horas hablando de las miles de sensaciones que invaden mi cabeza cada instante, cambiaré de hemisferio para poder seguir disfrutando de este tipo de cocina.

¿Por qué no hablar de la cosmopolita Nueva York?, siempre tenemos en la mente que Estados Unidos es un país con un índice de obesidad bastante elevado, y la verdad es que no vamos muy desencaminados al pensar en ello, pero a pesar de que no tienen la mejor cocina, es increíble la cantidad de restaurantes vegetarianos, veganos, etc..que podemos encontrar en ella.

Cuando aterricé en la Gran Manzana todavía comía carne, a pesar de ello tuve tiempo de darme cuenta que esta ciudad era “un paraíso vegetariano”, como comentaba, ya no solo por sus decenas de restaurantes que encontrarás en cada esquina, sino por la cantidad de supermercados que descubrirás  con miles de productos inimaginables, ahora que lo estoy recordando, sin duda volveré a esta metrópoli no solo por esto, sino porque es una ciudad que te atrapa…

NY3

Vayamos un poco más cerca, ¿por qué no Europa?, concretamente Alemania. Para quienes no lo sepáis, la comida tradicional en este país se basa principalmente en la carne, a pesar de ello, debemos hacer hincapié que en los últimos años han llegado a abrir una gran cantidad de restaurantes “veggies” donde, sin duda, nos ofrecen deliciosos platos de la comida tradicional alemana, doy fe.

A día de hoy, en Alemania hay cerca de 6 millones de vegetarianos, esto significa, aproximadamente un 8% de la población, es evidente que por el motivo que sea, poco a poco cada vez son más las personas que están cambiando su alimentación, llamarles vegetarianos, veganos, ovolacteos, ovo vegetarianismos, crudivegetarianos, etc…

Muchos pensaréis que todo esto es una moda, y que ya pasará, pero yo os diré que para nada lo es, ya que como dije al principio, es una filosofía de vida. Con vuestro permiso, haré una pequeña pincelada de “cultura general”; los primeros vegetarianos que existieron en nuestro Planeta estaban presentes en la antigua Grecia, estos entre otros fueron: el conocido matemático Pitágoras o el filósofo Demócrates. Con los años se extendió a otros importantes personajes célebres como Leonardo Da Vinci, Albert Einstein o el escritor Tolstoi.

Estos, tan solo son unos cuantos protagonistas que conocéis, pero ¿y aquellos que son anónimos como yo?, y es entonces cuando pienso, ¿quiénes somos para juzgar a nadie por su religión, cultura, color, o por lo que coma, sea carnívoro o vegetariano? cada uno es libre de hacer lo que quiera con su vida.

Después de todo esto, solo puedo acabar con una cita que en definitiva resume uno de las muchos principios que mis padres nos inculcaron desde pequeños: “I’m not concerned with your liking or disliking me… All I ask is that you respect me as a human being” (No me preocupa lo que le gusta o disgusta de mí…Lo único que le pido es que me respete como ser humano) Jackie Robinson.

Sobre el autor

Valentina Ducati

Valentina Ducati

La primera vez que cogí un avión fue con 18 años, destino Londres, fue ahí cuando me di cuenta de que acababa de descubrir lo que se convertiría a día de hoy en una de las grandes pasiones de mi vida: Viajar.
Amante incondicional del deporte, de la lectura, de la fotografía, de las risas y por supuesto de un buen vino en buena compañía.
Me considero una persona sencilla, afortunada en la vida, extrovertida y de entrega pasional en todo lo que hago. Me encanta tener nuevos retos y rodearme de personas que me enriquezcan en todos los sentidos. Si me preguntáis por el mejor escenario de mis viajes os diría que cualquiera en el que he podido disfrutar de una puesta de sol mirando al mar.

2 Comentarios

  • Querida Valentina, no soy vegetariana pero gracias a tus palabras he sentido oleres gustos y grandes ideas de combinar una buena comida con su base fundamental: la verdura, que tantas riquezas tiene y que es la base de una buena alimentación! Creo que en los últimos años hemos cambiado el chip y la combinación de alimentos nos hace disfrutar de la creatividad y gustos nuevos. Como bien dices respetémonos y complementemos nuestras ideas culinarias! Gracias una vez más!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies