Noticias

Petra en un día

Petra

Con un paisaje bañado por el viento, sus tumbas y sus cañones silenciosos bendecidos por dioses olvidados, la antigua ciudad de Petra abraza la historia de la humanidad a gran escala. La amplitud del sitio, que se extiende sobre numerosas montañas, se accede a través de angostos cañones de paso estrecho y con tramos de lechos de ríos secos, hace que la visita a Petra requiera dedicarle su tiempo.

La mayoría de los visitantes requieren de al menos dos días para satisfacer sus expectativas – el primer día para contemplar los monumentos más significativos y el segundo para disfrutar de la majestuosidad de esta maravilla mundial. ¿Esto quiere decir que aquellos con un horario más reducido se perderán cosas? ¡Para nada! Con tan sólo una disponibilidad de 24 horas, una noche en Wadi Musa y una planificación anticipada y al detalle, se puede visitar lo esencial de Petra.

Amanecer en el Siq
Comienza a las 6 de la mañana con un rápido descenso hacia el Siq. Demasiado temprano para muchos turistas, el camino está tranquilo a esta hora del día salvo el ocasional canto de las aves del desierto al amanecer. El alba trae consigo el indicio de las maravillas por descubrir, con bloques que representan dioses de la antigüedad en la parte derecha y tumbas en la parte izquierda.

A las 10 en el Tesoro
Si observas cualquier guía te señalarán como una de las experiencias más maravillosas de Petra el momento en que, a su paso por el Siq, se desprende un rayo de luz en frente del Tesoro. El juego de luces en su fachada de color miel contrasta con la melancólica penumbra del pasadizo del Siq. Cuando el sol filtra las columnas del Tesoro, se iluminan diferentes detalles: un capitel tallado, los puntos de apoyo de las construcciones en la pared del acantilado, los camellos vestidos con extravagantes libreas en la arenosa explanada… La brisa de la luz, diferente a lo largo de la mañana según la época del año, se cuela en el hueco del interior, cubriendo el vacío por unos breves momentos.

Mediodía en Main Street
Después del Tesoro, el camino se ensancha a un amplio corredor de piedra arenisca, flanqueado a cada lado por tumbas que caracterizan por completo el sitio. Usado como necrópolis durante décadas, Petra sirvió también como eje del corto pero próspero imperio nabateo, cuya influencia se sintió en toda la región. Los restos de la calle principal, el mercado, los templos, el teatro e incluso una iglesia primitiva ilustran que Petra era en gran medida una ciudad de vida, así como un lugar de descanso para los muertos.

Mediodía en lugares de altura
En Petra, los puntos más altos de la ciudad se consideran lo más sagrado, y a lo largo de toda la zona los pasos procesionales van desde el fondo del wadi hasta las mesetas en la cima de los acantilados. Lo más significativo de estos puntos altos es alcanzar una escalera cerca del teatro que lleva a dos obeliscos excarvados de las rocas y una plataforma usada básicamente para rituales de sacrificio. La escalada de media hora de duración se compensa con la vistas a ojo de pájaro del corazón de la antigua ciudad, pero la verdadera joya es el descenso a Wadi Farasa. Una de las gemas escondidas de Petra, este wadi puede mantener cautivado a un excursionista durante horas por su flora salvaje y sus vistas inspiradoras, sus trombas marinas y sus olvidadas tumbas.

Petra altura

Comer en el Basin
Los beduinos de Petra llegaron a vivir dentro de la antigua ciudad pero fueron reubicados en los años 80. Esto no ha impedido que la tribu Bdoul siga transcurriendo por sus antiguos dominios cada día, junto a sus animales que vienen a simbolizar su estilo de vida. Algunos de ellos han establecido puestos en el centro de la ciudad, cerca de la zona conocida como el Basin, vendiendo regalos, snacks y chi nana (té con menta o salvia) a la multitud de visitantes de Petra. Comer en alguno de estos puestos ofrece un aroma de vida en Petra mientras reponemos fuerzas para continuar con nuestra subida.

Media tarde en el Monasterio
Tu visita a Petra no puede completarse sin visitar el tan mencionado Monasterio, cuyo propósito original sigue siendo un misterio. Desde el Basin, este reseñable edificio cuya cima se alcanza después de subir una escalera de 800 pasos conviene visitarlo a media tarde cuando el sol ilumina el color dorado de su fachada arenisca. También merece la pena explorar su cercano mirador: extendiéndose a través de Wadi Araba, la vista es encantadora al atardecer cuando las montañas de Israel y Jordania se disuelven en coloridas capas de bruma de calor.

monasterio

Las Tumbas reales: realeza en rojo
Aunque resulta tentador quedarse en el Monasterio, el mejor atardecer queda reservado para las Tumbas Reales. Los camellos esperan en el Basin para traer de vuelta al Tesoro a los fatigados caminantes. Sentado en uno de ellos o bien a pie disfrutarás de una de las puestas de sol más increíbles de tu vida.

Regresar de nuevo tras oscurecer, o libar a última hora en el Cave Bar
Los visitantes tienen que salir de Petra antes del anochecer. Hay muchos otros que prefieren hacer el regreso al Siq mediante el mágico tour Petra by Night, que ilumina el camino con velas. Una forma más llevadera de concluir tu día en Petra es detenerte en uno de los bares más antiguos del mundo, el Cave Bar, de vuelta en Wadi Musa y presenciar una libación en honor a los espíritus que un día habitaron este lugar.

Petra by-night

Visitar Petra en un día requiere de mucha fuerza de voluntad. No es para nada técnico, pero si te has decidido hacer la ruta completa en un día, a continuación te damos algunas claves que te ayudarán tanto a nivel logístico como moral:

  • Compra el Jordan Pass por Internet antes de viajar a Jordania: esto permitirá a los más madrugadores acceder directamente a primera hora de la mañana sin necesidad de esperar a que abran las taquillas.
  • Planifica la ruta a través de los mapas.
  • Tráete agua.
  • Lleva calzado cómodo.
  • Lleva gorra y crema solar (hay poca sombra): en invierno se precisa llevar una chaqueta.
  • Lleva algo de dinero encima (dinares jordanos) para comprar un regalo o invertirlo en algún cuadrúpedo que te traiga de vuelta al lugar de partida.

Más información: sp.visitjordan.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies